Back News

 

   

Costa Rica campeón invicto

 

CIUDAD DE PANAMA, octubre 21, 2017 - Costa Rica venció 3-1 (25-13, 25-20, 12-25, 25-18) a El Salvador y regresó al trono del Campeonato Centroamericano U19 de Voleibol Masculino, mismo que no ganaba desde hace ocho años, cuando dejó a Guatemala en segundo y Panamá en tercero.

 

El equipo costarricense terminó invicto en cinco partidos, algunos de ellos intensos, como ante Guatemala, Panamá y Nicaragua, llegando de atrás para arrebatarles la victoria.

 

En 2009, también en Panamá, el entrenador Juan Acuña lograba el quinto título para Costa Rica, y fue él mismo quien los llevó nuevamente a lo más alto del podium.

 

Jeferson Guzmán logró 13 puntos, Dowshel Mcdonald con 12 y 10 de Juan Arrieta por Costa Rica, mientras Diego Guidos confirmó ser el máximo anotador al conseguir 42 puntos por El Salvador.

 

Costa Rica fue superior en ataque 46-43 y su oponente cometió más errores (31-18), aunque fue superado en bloqueo 10-7 y en el saque 5-3 por los salvadoreños.

 

Juan Acuña, entrenador de Costa Rica, emocionado por el logro de sus pupilos, comentó que “el último título nuestro fue en Chitré y ahí estuve también. Desde hace ocho años teníamos sequía de campeonatos a nivel de menores, pero en septiembre del año pasado el presidente (de la Federación Costarricense de Voleibol) me llamó y me dijo que me encargara de organizar las ligas menores y buscar jugadores altos”.

 

Acuña explicó que “a pesar de mi condición (le amputaron una pierna), estamos trabajando con las diferentes selecciones, con la Sub 21 vimos muestras del cambio de sistema de juego en el torneo en Nicaragua y con la mayor esperamos que se den sus frutos”.

 

“La idea es seguir trabajando con la gente alta y mejorar el voleibol masculino, que siempre ha estado muy a la par del femenino”, agregó Acuña.

 

En tanto, el capitán de Costa Rica, Juan Arrieta, dijo “la meta era ganar el torneo y gracias a Dios lo logramos. Cada uno de nosotros estuvo a la altura, hicimos cosas buenas y malas, pero se complementó el equipo y las cosas funcionaron”.

 

“Logramos superar muchos obstáculos como el calor o el cansancio, y cometimos menos errores que los contrarios, eso fue fundamental. Creo que la generación está muy fuerte, solo hay que seguir trabajando para mantenernos en lo alto”, dijo Arrieta.