homepage

 

 

Cuba dominó a Puerto Rico y aseguró cupo para el Challenger Final Mundial

 

LA HABANA, Cuba, 1 de junio de 2019. – Cuba dominó a Puerto Rico 3-1 (21-25, 25-15, 25-15, 27-25) para asegurar el oro en el Torneo Norceca Challenger Masculino de Voleibol y el cupo a la Final Mundial Clasificatoria a la Liga de las Naciones con sede en Eslovenia en julio próximo.

 

En el Coliseo de la Ciudad Deportiva se vivieron momentos emotivos por el combativo accionar de los adversarios, aunque la superioridad de los anfitriones fue evidente principalmente con un soberbio bloqueo, y cómodos segundo y tercer parciales.

Luego certificaron su nivel en el cuarto al venir de atrás y cerrar el choque ante unos rivales que no cejaron en su empeño hasta el último aliento.

 

El atacante local Marlon Yang fue el máximo anotador del desafío con 19 puntos, seguido por el también jugador de esquina Osniel Mergarejo (10), en tanto hicieron efectivos aportes el zurdo opuesto Jesús Herrera y el central Roamy Alonso, ambos con 8 unidades.

 

Por los boricuas nuevamente el que más anotó fue el esquina Pelegrín Vargas con 15, único con doble dígitos de su selección, mientras el central Pedro Nieves apoyó 9, y el otro bloqueador Jonathan Rodríguez y el atacante Kevin López 8 cada uno.   

 

Los cubanos sumaron 21 bloqueos contra solo 4 Puerto Rico, y diferencia de 12-6 en el servicio, en cambio en el ataque anotaron más que los triunfadores (45-26).

 

En el primer tiempo los cubanos como ya casi es habitual entraron demasiados confiados. Si bien el servicio de los cubanos no fue tan efectivo, todo lo contrario, el bloqueo, que funcionó muy bien y limitó el ataque a sus rivales principalmente en el segundo y tercer parcial.

 

Nicolás Vives, director técnico de Cuba, aseguró que “siempre supe que los puertorriqueños nos iban a hacer resistencia porque son jugadores que saben jugar, que participan en sus ligas y hay que saberlos enfrentar. Nuestro equipo siempre se confía un poco en el primer tiempo, pero ganamos fácil los dos siguientes, y en el cuarto empezamos abajo sin necesidad, por situaciones en el juego que crean porque se relajan. No obstante, volvimos a nuestro ritmo hasta que poco a poco los alcanzamos hasta lograr la victoria”.

 

“Pensamos hacer más cambio para que otros tuvieran oportunidad de jugar, pero el cuarto tiempo se puso un poco tenso en contra nuestra, pero José Massó y Miguel Ángel López cumplieron su función cuando lo mandamos a la cancha”, señaló el preparador de casa.

 

Roamy Alonso, un puntal precisamente en la defensa de la net, precisó que “entrenamos mucho esta posición, es una de nuestras principales armas y el saque, están bien relacionadas. Luchamos por estabilizar el servicio para que se nos diera el bloqueo, todo salió como esperamos, aunque realmente esperamos esta reacción de los boricuas, son unos contrarios que siempre se impone y no regala nada, salen a guerrear igual que nosotros, somos parecidos y nos dan siempre un buen juego”.

 

Manuel Acevedo, DT de Puerto Rico, no vaciló al expresar que “pensé que podíamos jugar de tú a tú porque en el partido contra México para Cuba fue muy malo, verificó que no estaba en un buen momento, ambos trabajan para un pico, esto es una etapa de la temporada muy temprana en la que se tiene dificultades y los locales ese día cometieron muchos errores”.

 

“El primer parcial me sorprendió, entramos bien, desde el principio se hicieron cosas que nos habíamos planteado como la continuidad del trabajo del opuesto, que no fue así en los dos siguientes, hice cambios y en el cuarto set los dos de la banca hicieron el trabajo. Creo que fue un partido muy entretenido y mucho más competitivo de lo que quizás la gente pensó. Eso es bueno para ambos equipos y especialmente a Cuba, que le toca un torneo muy complicado en Eslovenia”.

 

Pelegrín Vargas, capitán de Puerto Rico, opinó que “nuestro equipo a pesar de su juventud tenemos mucho carácter, no otorgamos nada, Cuba nos tuvo que ganar. Hubo dos parciales que estuvimos un poco erráticos y tímidos, pero al final demostramos de lo que estamos hecho. Cuba es un gran elenco cuando está delante, es muy difícil porque ponen mucha presión en el servicio y se nos hace difícil atacar. Estamos preparados para competencias grandes con el grupo mayor, no habíamos tenido una prueba como esta y demostramos que sí podemos”.